Última actualización: enero, 2017

Opiniones y valoración
  • Relación calidad-precio
  • Resolución pantalla
  • Fluidez de aplicaciones
  • Duración de batería
4.6/5
Pros: Objetivamente uno de los mejores móviles en relación calidad y precio que hay en el mercado hoy en día, para no decir el mejor. Precio muy barato (menos de 200€) por la gran calidad general que ofrece. De los modelos más bien valorados.
Cons: Batería algo aumentada pero puede ser mejor.

Mejor precio encontrado: 200€
comprar nuevo moto g barato

Características principales

Nuevo Moto G

Pulsa en la imagen para ver la mejor oferta.

Motorola tiene una misión. Durante los últimos dos años, ha estado tratando de lanzar al mercado la mejor mezcla de silicio y estilo posible por menos de 200 euros. Y durante estos dos años, ha puesto a la venta algunos teléfonos ganadores – ¿puedes decir cuál es el Smartphone más vendido de la historia de Motorola? Ese nivel de éxito hace que diseñar una segunda secuela del motorola moto G 2 sea todavía más complicado.

¿Puede Motorola mantener esta racha de éxitos? ¿Los consumidores han empezado a esperar algo más de un móvil barato de lo que puede proporcionar la compañía?

Ganador de nuestra comparativa mejor móvil calidad-precio.

Es cierto que el nuevo moto G no se aleja mucho de la fórmula que ya conocemos, pero no nos engañemos, según todas las opiniones: esta decisión de 2016 sigue siendo el teléfono Android con mejor relación calidad-precio que se puede comprar.

Pros

Rendimiento rápido, fluido
La cámara ha supuesto una gran mejora sobre la del modelo anterior
Por fin cuenta con el apoyo de US LTE
¡Ese precio!

Contras

La cámara no funciona muy bien con poca luz
Ya no tiene luz de notificación
El modelo básico solo tiene 1 GB de RAM

En resumen

¡Qué lejos hemos llegado! Los fabricantes de smartphones, este año están realmente cerca de clavar la fórmula “alta calidad, bajo coste”. Además, están trabajando las formas de venta directa a los consumidores finales. Incluso con toda la competencia que tiene, la mezcla de rendimiento, software limpio y cámara bastante sólida que ofrece el nuevo moto G es de las mejores del mercado Android.

Hardware

No había mucho que mejorar en el diseño del motorola moto g 2, por eso la marca no se ha preocupado en hacerlo. El nuevo moto G sigue teniendo las mismas curvas y los mismos detalles cromados que realmente parecen altavoces duales frontales (de hecho, sólo el inferior funciona de verdad). Enclavada entre esas rejas se encuentra la pantalla de 5 pulgadas y 720p (del mismo tamaño y resolución que el año pasado), con una Gorilla Glass 3 que le proporciona una protección extra.
Por el momento, parece que es una gran característica ya que solo hemos detectado en nuestro dispositivo pequeñas marcas y abolladuras en el marco de plástico pero ni un solo rasguño en la pantalla. Por desgracia, la introducción de la Moto Display a la línea G que se ha hecho este año, significa que recibirás todas las notificaciones en los pequeños y elegantes íconos de la pantalla, el LED de notificaciones que solía ser el sello distintivo del Moto G ya no existe.

el nuevo moto gEl equipo de diseño ciertamente tuvo en cuenta las opiniones sobre algunos elementos de la versión de este año del Moto E básico, como los paragolpes de colores opcionales que le dan al teléfono una textura agradable y fácil de agarrar. Esta vez, sin embargo, Motorola ha cogido ese acabado texturado y lo ha aplicado a toda la placa trasera extraíble del nuevo moto G. Los laterales siguen siendo tan finos como siempre – hay un botón de encendido con textura y un control de volumen en el lado – por lo que el teléfono resulta igual de difícil de encender que antes. Así es la vida. Además, es un poco cacharro, con esa forma estilizada, muy de Motorola. Finalmente, aunque sus 11.6 mm de grosor lo hacen más pesado que sus rivales, es un teléfono fácil de usar.

Debajo de la placa trasera encontramos bloqueada una batería de 2,470mAh, junto a una bandeja para micro-SIM y un lector microSD que acepta tarjetas de hasta 32 GB. Este último detalle es crucial, ya que el nuevo moto G sólo está disponible con 8 o 16 GB de almacenamiento (la variante de 16 GB también tiene 2 GB de RAM, en lugar del giga que tiene el modelo básico). Además, el Moto G funciona con un procesador quad-core Snapdragon 410 de 1.4GHz.

Este procesador tiene la potencia suficiente para llevar a cabo la mayoría de tareas cotidianas, sin embargo esperábamos que Motorola mejorara su propuesta con un Qualcomm de la serie 600. Parece que nuestras esperanzas han sido colmadas, pero con un dispositivo completamente diferente. El Moto X Play funciona con un Snapdragon 615.

Por primera vez, podremos personalizar el Moto G con el Moto Maker para hacerlo totalmente nuestro gusto. La unidad que recibimos para hacer la reseña era blanca con la placa posterior de color azul marino, lo que resultaba un pelín aburrido. Afortunadamente, un conocido tenía un fantástico modelo negro y púrpura con toques rosas metalizados alrededor de la cámara de 13 Mpx y lo cambiamos en seguida.

Independientemente de los componentes y la configuración que elijas, el cuerpo del nuevo Moto G es resistente al agua hasta durante 30 minutos y en 1 metro de agua máximo – toda una rareza en teléfonos de este precio. Cuando hicimos las pruebas, no teníamos a mano una bañera donde poder sumergirnos con el teléfono, así que tuvimos que conformarnos con tomar duchas con él o con mojarlo con bebidas. Y, ¡sorpresa! El teléfono seguía funcionando a las mil maravillas.

El cambio más importante es, quizás, el soporte LTE. Hasta ahora, el motorola moto g 2 solo venía con HSPA +, pero ahora la versión de Estados Unidos funciona muy bien con las bandas 2, 4, 5 7 y 17 LTE, lo que significa que debería funcionar con casi cualquier operador GSM en los Estados Unidos. Curiosamente, en las primeras hojas de especificaciones – incluida la que nos dieron a nosotros – se decía que el Moto G soportaría la banda 12 LTE, pero parece que eso ya no es así. Lo sentimos por los clientes de T-Mobile, se esfuma la posibilidad de usar VoLTE.

Pantalla y sonido

Cuando se trata de fabricar un teléfono de bajo coste, no hay más remedio que hacer algún recorte en alguna parte. Para Motorola, ese “en alguna parte” suele terminar siendo la pantalla – es por eso que después de casi dos años todavía vemos una pantalla de 720p en un Smartphone nuevo. Somos los primeros en admitir que probar tantos terminales HD Quad en los últimos tiempos, puede haber estropeado nuestra vista, pero por suerte el panel LCD que lleva este modelo es bueno para lo que cuesta.

En general, la pantalla del nuevo moto G tiene un rendimiento bastante sólido. Quizás puedes notar que su temperatura de color le resta algo de vida a los blancos puros, pero eso solo se nota si colocas un teléfono con mejor pantalla al lado. Dicho esto, los colores son brillantes y bien saturados sin parecer chillones y, además, parecen un poco más nítidos que los del modelo anterior. En el caso del G de 2014, nuestra unidad tenía algunos problemas de deslucimiento de la luz de fondo, pero parece que Motorola lo ha solucionado en la versión de 2015.

En definitiva, es una de las pantallas más brillantes que hemos visto últimamente en uno de los smartphones baratos, supera claramente al Moto G de 2014 e, incluso, al Huawei P8 Lite. Los ángulos de visión del G tampoco están nada mal, aunque la luz de fondo hace un efecto lechoso cuando mantienes el teléfono justo enfrente.

En este sentido, nuestra mayor queja tiene que ver con el hecho de girar la pantalla para ver la imagen en ángulo, cuando lo haces los blancos del instalador de aplicaciones y de las páginas web parece crudo cuando se ve en ángulo, probablemente debido a cómo se colocan los subpíxeles del panel. En realidad no es un gran problema y no debería desanimar a nadie excepto a los frikis de las pantallas, pero es una de esas cosas que nunca serás capaz de pasar por alto.


Este es el aspecto que tiene el nuevo Motorola Moto G de tercera generación

El altavoz del nuevo moto G no está nada mal. Tenía que esforzarse un poco con los bajos, pero con los altos y los medios pudo fácilmente, aunque el resultado final fue un poco sucio. Uno de estos días, Motorola encontrará la materia de introducir unos conductores de calidad en estos móviles baratos, pero hasta entonces nos podemos conformar con este altavoz, que suena fuerte y bastante bien. Es suficiente para la mayoría de usuarios.

Software

¿Qué podemos decir? A diferencia de otros smartphones baratos, el Moto G proporciona lo que la compañía orgullosamente llama la experiencia Android “pura”. Antes de profundizar más, tenemos que hacer una distinción entre lo que ofrece Android y lo que Motorola llama Android “puro”. Lo que te encuentras es casi todo vainilla Android 5.1.1, desde el comportamiento de la bandeja Google Now hasta ligerísimo instalador de aplicaciones Windows aunque con Android.

La mayoría de los cambios más importantes en este sentido son invisibles, simplemente ayudan a Android a trabajar mejor con el hardware. ¿Y el resto de ajustes de Motorola? Bueno, no hay muchos. Cuando enciendes el G por primera vez, echas en falta las aplicaciones Google, este teléfono solo tiene tres, menos que en la versión anterior.

En primer lugar, los conceptos básicos. El teléfono está siempre en alerta para reconocer gestos (todavía no hay manera de personalizarlos, por desgracia). Los fans del motorola moto g 2 saben que hay que girar las muñecas dos veces para iniciar la cámara – suena un poco más difícil de lo que realmente es -, pero, ahora, puedes encender la linterna con un golpe de karate al aire. Los acelerómetros que hacen que estos gestos funcionen son un poco quisquillosos y prefieren los gestos nítidos, así que no te extrañes si tienes que repetir el gesto varias veces para que el teléfono haga lo que quieres.

Por otro lado, la mayor parte de la inteligencia contextual de Motorola puede controlarse desde la Moto app. Tomamos el Moto Assist, por ejemplo: puedes programar tu horario de sueño habitual, así que el teléfono sabrá cuando silenciarse. Además, si permites el acceso del Assist a tu calendario, hará que el teléfono se silencie cuando estés en una reunión o en un evento programado en tu agenda. Si no quieres dar todo ese acceso a Motorola, puedes introducir algunas localizaciones en las que el teléfono debe mantenerse en silencio (como tu casa, lugar de trabajo…). Nunca me había parecido especialmente molesto tener que silenciar a mano el teléfono, pero programar algunas rutinas básicas en Assist puede facilitarte mucho la vida.

Como he mencionado antes, Motorola por fin a ajustado el G al Moto Display, un software que ilumina la pantalla con iconos cuando se activa una notificación. Por desgracia, no funciona exactamente igual que en el Moto X debido a algunas diferencias de hardware cruciales: el Moto G no tiene sensores infrarrojos, por lo que no puedes activar la pantalla con el gesto tipo Jedi.

Además, el hecho de preferir una pantalla LCD a una AMOLED, implica que se ilumina todo el panel en lugar de solo los íconos. La incorporación de esta característica parece que no ha hecho mella en la vida de la batería del nuevo moto G (hablaremos sobre esto más adelante) ni en la rapidez del móvil. Sin embargo, sospechamos que habrá algunas opiniones contrarias a la eliminación de la luz de notificaciones. Lo sentimos, de verdad.

Cámara

En este caso, lo que hizo Motorola fue básicamente coger el mismo sensor de 13 Mpx del enorme Nexus 6, mantener la apertura de lente de f / 2.0 de apertura y añadir algunos filtros IR adicionales. El resultado es una experiencia mejor que la obtenida con el anterior modelo. Los colores son brillantes y de aspecto natural, sobre todo cuando hay mucha luz. Las fotos de prueba que hicimos quedaron nítidas y con mucho detalle. Por supuesto, ese trasplante de componentes también significa que el Moto G ha heredado del Nexus 6 sus debilidades cuando hay poca luz.

La caída en la calidad cuando no hay luz es bastante dramática, sobre todo para una cámara con una apertura tan amplia. Aunque me las apañé para conseguir buenas fotos cuando todavía había un poco de luz, de noche no hubo manera. Las fotos salían siempre granuladas y el color desaparecía. Puedes mitigar un poco este problema usando el modo HDR. Sin duda, en el mejor de los casos seguirá habiendo grano y el HDR requiere de un buen pulso, pero de vez en cuando conseguirás una foto decente.

Se trata de un fallo muy perdonable para un teléfono que solo cuesta menos de 200 euros, pero es un poco trágico que Motorola se haya conformado con tan poco en su primer intento con un dispositivo Nexus. Cuando cambias a modo vídeo, te das cuenta que los 1080 px se quedan cortos, las imágenes tienen pocos detalles y los colores se ven sosos incluso con mucha iluminación. La cámara frontal de 5 megapíxeles no aspira a mucho más. Sin embargo, en esta nueva versión Motorola ha usado una lente ligeramente más amplia, así que puedes hacer unos selfies un poco mejores.

El proceso de disparar una foto es tan sencillo como siempre, hay un retardo cero entre que abres la aplicación y sacas la foto. En caso de que todavía no hayas probado el enfoque Moto, debes saber que no hay apenas nada en la pantalla cuando sacas una foto. Solo tienes que dar un toque en la pantalla para capturar una imagen y mantener el dedo hacia abajo si quieres una ráfaga.

Este sistema tan sencillo funciona muy bien hasta que decides que quieres tener un cierto control sobre las cosas, en ese momento, si das un golpe rápido a la izquierda, aparecerán las opciones en el borde. No esperes un modo totalmente manual. Como mucho puedes disparar en HDR o tocar un poco la exposición y el enfoque.

El disparo no es especialmente rápido, pero puedes fotografiar exactamente lo que quieres, aunque asegúrate de que está correctamente iluminado. Quizás la cámara Moto no es la más potente ni la más matizada pero es rápida y te ofrece el control suficiente para mantener a raya tu frustración. ¡Sigue así, Moto!

Rendimiento y batería

Bien, aquí es donde se complican las cosas. Verás, la versión del nuevo motorola moto g de este año funciona con un procesador de cuatro núcleos Snapdragon 410 de Qualcomm, con los núcleos de la CPU a 1,4 GHz y una GPU Adreno 306. Esto no parece un gran avance en comparación a la edición de 2014 (repaso rápido: Snapdragon 400 a 1.2GHz y GPU Adreno 305). Dicho esto, pagando 40 euros más, ahora consigues 2 GB de RAM – el doble que el año pasado.

Moto de ladoLa razón por la insistimos en estos cambios aparentemente modestos es que es fácil suponer que la caída en los precios del silicio y la cambiante demanda han implicado que el buque insignia de ayer es el recorte de hoy. Pero no es así, siempre. Seguimos teniendo un teléfono barato, pero funciona con una fluidez que hace se te olvide lo que pagaste por él. Aunque, por supuesto aquí estamos nosotros para recordarte qué es lo que estás pagando.

Sin embargo, un montón de números no siempre cuentan toda la historia y nos hemos encontrado en muy pocas situaciones en las que el Moto G se quedó corto. De hecho, no recordamos la última vez en la que tuvo un desliz durante nuestra rutina diaria (Gmail, Hangouts, YouTube y juego sencillo).

Después de un tiempo se notaba cuando tenías abiertas más de una aplicación, pero el cambio a 2 GB de RAM hizo que el paso de una a otra fuera completamente fluido. Resulta que el Moto G tiene algunos talentos para el juego, especialmente con el Dead Trigger 2. Aunque la calidad gráfica empieza siendo baja por defecto, cuando la subes, puedes seguir jugando tranquilamente, aunque en algunas escenas se produjo un poco de tartamudeo.
Ahora, ¿qué hay de la batería? Es un poco triste que Motorola haya tardado todo este tiempo en aumentar la batería del G, pero bueno… Este año tenemos una batería más amplia, 2.470 mAh, para trabajar. En nuestra prueba de funcionamiento (reproduciendo un vídeo en bucle con el brillo de la pantalla ajustado a 50 y el WiFi encendido), el G logró durar 10 horas y 40 minutos. Estos resultados son similares a los conseguidos con modelos con un precio más alto, como por ejemplo el Moto X (que duró unos minutos menos) o el HTC One M9 (que duró un par de horas más).

También se trata de un gran avance respecto a la segunda generación del Moto G que solo duró siete horas y 38 minutos. Ya te puedes imaginar cómo es nuestra vida diaria (básicamente hemos reemplazado el contacto humano por el contacto con el teléfono) y el Moto G sobrevivió a un uso constante de más de 14 horas sin tener que recargar. Si tu uso no es tan intensivo como el mío, ten por seguro que el Moto G va a durarte mucho más tiempo, incluso un día o un día y medio, sin recargar.

Alternativas

Por si no lo sabías, las compañías están empezando a tomarse en serio el negocio de los teléfonos buenos y baratos. El nuevo motorola moto g no es el único teléfono barato que puedes comprar recomendable y eso es muy bueno para tu bolsillo.

En primer lugar, la opción más obvia, el ultra-barato Moto E. Este modelo actualizado no está demasiado lejos del G en términos de características y precio, pero no es tan fluido o sensible como su primo un poco más caro. Si puedes, paga esos 30 euros extras por comprar el nuevo motorola moto g. Vale la pena.

Por otro lado el ASUS ZenFone 2, incorpora una pantalla 1080p de 5,5 pulgadas en un cuerpo curvado que se siente sorprendentemente delicado en la mano. El modelo básico cuesta 199 euros y funciona con un procesador de cuatro núcleos Intel de1,8 GHz. Además, te ofrece cosas tan fantásticas como una ranura SIM dual y una ranura microSD que soporta tarjetas de hasta 128 GB. Un ganador seguro, a no ser que te gusten las actualizaciones rápidas y el aspecto del Android “puro”.

Otra opción es el Huawei P8 Lite de 250 euros. También tiene una pantalla de 5 pulgadas y 720p y es más que nada un competidor para la versión de 2 GB del Moto G. La presencia del octa-core Snapdragon 615 del P8 Lite le da una clara ventaja en cuanto a potencia. Este Smartphone solo funciona con Android 4.4.4 KitKat, pero casi no importa porque Huawei lo ha personalizado con su propia interfaz de usuario Emotion. A nosotros nos encanta el Android “puro”, así que no escogeríamos este modelo antes que el Moto G, pero si buscas algo distinto, échale un vistazo.

El OneTouch Idol 3 de Alcatel quizás es la opción más apetecible del grupo. Sin duda es el más elegante. También te costará solo 250 euros y tiene una CPU Snapdragon 615 y 2 GB de RAM. Además, es fantástico ver como Alcatel ha completado el conjunto con una gran pantalla de 5.5 pulgadas y 1080p. Por no hablar de los altavoces frontales estéreo. Ah, ¿y el plato fuerte? El teléfono funciona perfectamente independientemente de cómo lo cojas. En definitiva, este es el tipo de teléfono que nos gustaría que Motorola pudiera hacer y vender por 179 euros, pero en fin… las leyes de precios de los gadgets son crueles.

Conclusión sobre el nuevo Moto G

El año pasado, escribimos que el, por entonces, nuevo motorola moto g seguía siendo el mejor Smartphone barato del mercado. Lo que no sabíamos es que el listón de los teléfonos baratos iba a dispararse en los siguientes 12 meses. Esta actualización del Moto G se enfrenta a una competencia mucho más dura que antes y puede que algún día pierda su trono. Sin embargo, todavía no ha llegado ese día.

Mejor precio encontrado: 200€
comprar motorola moto 6 baratooferta smartphone barato

Incluso con dispositivos tan destacados como el Idol 3 de Alcatel vendiéndose directamente al cliente final, el Moto G sigue siendo el teléfono Android más barato y de mejor calidad que puedes comprar y no encontraréis muchas opiniones contrarias. No nos equivoquemos: Motorola tuvo que recortar alguna característica para poder venderlo a ese precio de poco más de 200 euros. El verdadero regalo de Motorola está en hacer que el Moto G parezca más potente y más elegante de lo que realmente es, en hacer que el cliente realmente sienta que vale la pena gastar ese dinero.

¿Te ha servido esta publicación?

Con un solo clic al botón de +1 de aquí nos motivas a ampliar la información.

Un poco sobre nosotros

  • Analizamos y comparamos siempre de forma objetiva. No nos centramos hablar de una marca sino en un producto.

  • Usando las ofertas que te sugerimos encontrarás los precios más económicos y comprando por ahí nos ayudas a mantener el blog, ya que nos dan una minúscula comisión sin que a ti te cueste nada de más.